Nuestras Creencias

Nuestras creencias

Dios 

Creemos que hay un solo Dios vivo y verdadero, que existe eternamente en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, iguales en poder y gloria, y que este trino Dios creó todo, sostiene todo y gobierna todo.


Creemos en Dios Padre, un Espíritu infinito y personal, perfecto en santidad, sabiduría, poder y amor; que Él se interesa misericordiosamente en los asuntos de los hombres; que Él escucha y contesta la oración; y que Él salva del pecado y de la muerte a todos los que vienen a Él a través de Jesucristo.


Creemos en Jesucristo, Hijo único de Dios, concebido por el Espíritu Santo. Creemos en su nacimiento virginal, vida sin pecado, milagros y enseñanzas, su muerte expiatoria, resurrección corporal, ascensión al cielo, intercesión perpetua por su pueblo y su eventual regreso personal y visible a la tierra. Creemos que en su primera venida Jesús inauguró el cumplimiento del Reino de Dios.


Creemos en el Espíritu Santo, que vino del Padre y del Hijo para convencer al mundo de pecado, justicia y juicio, y para regenerar, santificar y dar poder para el ministerio a todos los que creen en Cristo. Creemos que el Espíritu Santo habita en cada creyente en Jesucristo y que Él es un ayudante permanente, Maestro y Guía. Creemos en el ministerio presente del Espíritu Santo y en el ejercicio de todos los dones bíblicos del Espíritu.


La Biblia


Creemos que las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento son la Palabra de Dios, totalmente inspirada, sin error en los manuscritos originales, y la regla infalible de fe y práctica.


El Pecado


Creemos que todos los hombres son pecadores por naturaleza y elección, y están, por tanto, bajo condenación; y que Dios regenera y bautiza en el Espíritu Santo a los que se arrepienten de sus pecados y confiesan a Jesucristo como Señor.


La Iglesia

Creemos en la Iglesia universal, el cuerpo espiritual viviente, del cual Cristo es la cabeza y todas las personas regeneradas son miembros.

Comunión y Bautismo


Creemos que el Señor Jesucristo cometió dos ordenanzas a la Iglesia: el Bautismo y la Cena del Señor. Creemos en el bautismo en agua y la comunión abierta a todos los creyentes.


El futuro


Creemos en el regreso personal y visible de Jesucristo y de la consumación de su Reino, en la resurrección del cuerpo, el juicio final, la bendición eterna de los justos, y el sufrimiento eterno de los malos.


Nuestra respuesta


Creemos que estas verdades exigen una respuesta personal que puede resultar en una vida transformada.

Ayudando a las personas a encontrar, conocer y seguir al Señor Jesucristo y multiplicarse

Scroll Up Home